19/4/19

Decálogo del Desarrollo.

El Decálogo del Desarrollo, cuyo autor es el Ing. Octavio Mavila Medina, nos habla de aquellas virtudes que enaltecen al ser humano dentro de la sociedad y esfera social donde se desarrolloa y echa raices. Octavio nos explica detalladamente y de manera muy amena sobre la efectividad de aquellos mandamientos mencionados a través de una lectura inicialmente didáctica sobre un individuo perteneciente a una cultura empobrecida por la falta de valores y hábitos productivos, radicados desde la época de la fundación, dígase "la colonia", hasta la actualidad.

Este individuo a su vez, ejemplifica por medio de relatos hacia sus allegados, estableciendo una reunión casual, narrando las experiencias, las impresiones, el contraste de la cultura europea y norteamericana, con respecto a la suya, que por suspuesto logró percibir y conocer como resultado de una travesía llena de viajes en el extranjero. Comentando cada mandamiento del decálogo, Octavio, explica como surte efecto de manera exitosa en cada ciudadano perteneciente a esos paises industrializados y super desarrollados, pero sobre todo hace hincapié sobre la receta para que cualquiera pueda alcanzar el éxito y transmitir estos conocimientos a sus amigos, familiares y gente cercana, con el afán de difundir estos hábitos que tanto le han servido y que son útiles aún a naciones poderosas, a las que la nuestra solo aspira. o siendo más realistas, sueña en convertirse.

Claro, sin olvidar los espacios introductorios para comentar los inicios de cada nación y su establecimiento exitoso de manera cosmopolita en base a los mandamientos del decálogo en cuestión. Parte de estas naciones, como señalan ciertas líneas escritas por Octavio, narran la pobreza en la que muchas naciones estaban sumidas y algunas enterradas. Y que gracias al esfuerzo, dedicación y sobre todo organización por todas las ramas de la sociedad y del estado, con mucha capacitación y deseo de superación, los ciudadanos de estas culturas cambiaron el destino de su nación y el destino que heredaría su futura descendencia.

Fielmente a lo que Octavio logra plasmar en su obra, está la ejemplificación de la sociedad peruana en toda su integridad, ya que después de señalar, comentar, explicar y exhortar al lector en lograr su compromiso a seguir cada mandamiento del decálogo y alcanzar el éxito, está la realidad nacional en la que cada compatriota está sumergido. Octavio nos explica las razones de nuestra mentalidad derrotista y la inutilidad del gobierno para neutralizar los males sociales que aquejan y dificultan la realización personal del decálogo del desarrollo. Sin embargo, en un análisis profundo concluimos que muchas naciones previamente descritas, tuvieron la misma o peor condición que la nuestra, por ello y para finalizar este resumen, se reconoce que la realización, el éxito y el cumplimiento fiel de cada mandamiento del decálogo le corresponder primera y únicamente a cada persona que despierte su consciencia hacia la realidad social y económica en la que vive.

Por Johan Rios.
UNLOCOCAFETERO © 2019